RECETA DE OTOÑO CON CALABAZA

8.3.1¡Por fin parece que el otoño hace acto de presencia!

Y con el fresquillo, me ha dado ganas de preparar la tradicional crema de calabaza que en mi casa es plato de bienvenida al otoño por excelencia. Como novedad hoy he preparado esta deliciosa crema vital de calabaza que ha quedado… ¡para chuparse los dedos!. ¡Y sin cocción!

Es la primera vez que una crema vital me resulta sabrosa y quiero agradecerle a Eva y a Clara de Bionéctar (restaurante crudivegano de Girona) el ofrecerme la posibilidad de probarla y compartir conmigo los ingredientes que me han inspirado en la elaboración de mi versión de la misma.

Recuerda que la calabaza es reconocida por su alto contenido en carotenos, que son los encargados de darle su color amarillento y que contribuye junto con su contenido en cobre, vitamina C y potasio a eliminar grasas y exceso de líquido. También se le atribuye la propiedad de bajar la fiebre, por lo que, aunque en caso de fiebre recordamos las virtudes del ayuno, para las personas que no deseen ayunar, puede resultar un alimento aliado.

Y sobretodo… es ¡deliciosa!. Experiementa la diferencia de sabor alternando las variedades de calabaza.

Ingredientes:

– 1 rodaja gruesa de calabaza cacahuete pelada y cortada a lonchas finas. Deshidratada 4 h.

– 1 cebolla picada gruesa, espolvoreada con una pizca de sal  y deshidratada 4h.

– 1 cm de raíz de jengibre fresco, pelado y picado

– 5 tomates medianos pelados

– 1 ajo picado

– Aceite de oliva

– Sal

– 1 cucharadita de postre de curry

– Agua

– Semillas de cáñamo pelado

Preparación:

IMG_1570Deshidratar la calabaza y la cebolla durante 4h en el horno a 50 ºC o en el deshidratador a 45ºC.  Durante la última media hora introducir en el horno los cuencos o platos de barro en los que se servirá la crema, para que estén calientes en el momento de servirla.

Procesar todos los ingredientes excepto el cáñamo en una batidora potente. Añadir el agua caliente a 45ºC (caliente al tacto pero que no quema) progresivamente y rectificar de sal.

Servir en los boles calientes. Espolvorear 2-3 cucharadas soperas de semillas de cáñamo por encima y presentar rápidamente para que no se enfríe.

Como no calentamos los alimentos más allá de 41ºC no perdemos las sustancias nutritivas ni los enzimas y el jengibre con el curry nos llenan de calor y sabor, sin tener que invertir horas de cocción.

¡Sorprendete con su increíble sabor!

¡Feliz Otoño!

 

This entry was posted in Recetas para bebés de más de 1 año. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *