ALIMENTOS ÁCIDOS O ALCALINOS

Todo elemento de la naturaleza reacciona en forma ácida o alcalina. Este resultado se mide a través de una escala llamada pH, cuyos valores se encuentran en un rango de 0 a 14, siendo el pH 7 neutro.

Es importante saber cómo afectan la salud los alimentos ácidos y alcalinos, ya que para que las células funcionen en forma correcta y adecuada su pH debe ser ligeramente alcalino. En una persona sana el pH de la sangre se encuentra entre 7,40 y 7,45. Constantemente la sangre se encuentra auto-regulándose para no caer en acidez metabólica, de esta forma garantiza el buen funcionamiento celular. El organismo obtiene las bases para neutralizar la acidez de la sangre de la metabolización de los alimentos, es decir, de los alimentos que consumimos.

Leyendo el libro de Victoria Boutenko “La revolución verde. El extraordinario poder revitalizante y curativo de los vegetales y smoothies verdes“, en su última edición, me he encontrado con la mejor explicación (más clara y práctica) sobre el equilibrio acidez/alcalinidad de los alimentos que había leído hasta el día de hoy.  Y especialmente me ha gustado saber que el beber diariamente los batidos verdes que ella recomienda, contribuyen a mejorar el pH de nuestro cuerpo haciéndolo más alcalino.

“Voy a intentar explicarlo un poco resumido, aunque no puedo dejar de recomendaros el libro de la autora donde encontraréis el texto original, completo y detallado.“Otto Warburg ganó el premio Nobel por demostrar ya en 1931 que el cáncer prospera en condiciones anaeróbicas (sin oxígeno), o acídicas. En otras palabras. La causa del cáncer es la acidez del cuerpo humano.  Entonces me pregunté: si este descubrimiento fue tan importante como para haberle hecho merecedor del premio Nobel, ¿por qué nadie sabe lo que es el pH?. (…) Me parece fundamental proveer información sobre el pH de inmediato a todo el mundo.”

“La alimentación no es el único factor que afecta al equilibrio de nuestro pH. El estrés puede dejar un residuo acídico en el organismo y , por el contrario, cualquier actividad calmante y relajante puede volvernos más alcalinos. (…)

No disponer de información  sobre el equilibrio del pH genera mucha confusión entre quienes buscan dietas saludables, porque no hacen más que probar muchas alternativas distintas sin conseguir resultados del todo positivos.

(…) En la actualidad y después de seguir una dieta completamente cruda durante tantos años, he llegado a la conclusión de que resulta imposible mantener un buen equilibrio del pH alcalino sin consumir grandes cantidades de verdura de hoja, aproximadamente entre 1 y 2 manojos diarios.

(…) Aunque existen suplementos  de verduras de hoja desecadas (…) creo sinceramente que consumir verduras de hoja fresca es mil veces mejor, porque los suplementos son alimentos procesados y su contenido nutricional resulta alterado, provocando la pérdida de diversos nutrientes y además suponen más trabajo para los órganos de eliminación. (…) En la naturaleza los animales siempre se decantan de forma instintiva por la opción más fresca.

De todas las alternativas entre las que podemos escoger a la hora de consumir verduras de hoja, el batido verde es el claro ganador, porque se trata de una comida completa, es fresco y se prepara en menos de un minuto”

 En el libro comenta también curiosidades como que el peso parmesano tiene un índice de pH de -37 (por tanto sería muy acidificante de la sangre) y sin embargo la espinaca ecológica  tiene un pH de +14. (muy alcalinizante). También que una de las cosas que más engorda es la acidez de la sangre (más que las grasas que tiene) . En palabras de Boutenko:

“En respuesta al pH ácido elevado, el organismo crea células grasas para almacenar el ácido.”

Es importante conocer el pH de los alimentos que tienden a consumirse de forma habitual ya que puede aportarnos mucha información de cómo reacciona nuestro cuerpo ante ellos. Por ejemplo, las almendras tienen un 70% de grasa y la carne de cerdo sólo el 58%. Sin embargo, el cerdo alcanza uno de los más elevados valores ácidos, su pH es -38, en tanto que las almendras producen alcalinidad y su pH es +3.

Alimentos que alcalinizan la sangre:

  • Agua
  • Frutas crudas (especialmente el limón y su cáscara)
  • Germinados de legumbres y semillas
  • Algas
  • Mijo integral (el resto de cereales tienden a ser ligeramente acidificantes)
  • Espinacas y casi todas verduras de hoja verde (crudas)
  • Miel

Alimentos que acidifican la sangre:

  • Zumos de frutas envasados (a diferencia de los recién exprimidos).
  • Lácteos (leches animales, quesos, yogurt, kéfir, natillas, flanes…)
  • Carnes (y sus derivados: embutidos, patés…) y pescados.
  • Cereales refinados (harina blanca y todos sus derivados: pan, pasta, repostería…)
  • Cereales integrales (menos que los cereales refinados)
  • Legumbres secas (cocinadas)
  • Frutos secos tostados (almendras, cacahuetes, pipas…)
  • Semillas tostadas (pipas de calabaza o girasol)
  • Azúcar blanco o integral.
  • Sacarina y edulcorantes.
  • Cacao y chocolate.
  • Café
  • Malta y cereales tostados solubles (sustitutos del café).
  • Aditivos de todo tipo: aromatizantes, colorantes, emulsionantes…
  • Chuches y golosinas de todo tipo.
  • Patatas fritas de todo tipo.
  • Bebidas gaseosas  (refrescos de todo tipo).

Un motivo más para dejar de consumir alimentos que nos acidifican el organismo y para animarse a tomar hojas verdes en forma de batidos verdes y deliciosas ensaladas frescas.

This entry was posted in Batidos verdes. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *