SULFATO DE MAGNESIO (SAL EPSON) PARA LIMPIAR FRUTA Y VERDURA

Hace tiempo encontré este artículo con una propuesta interesante para limpiar frutas y Como-limpiar-frutas-y-verduras-01verduras de manera exhaustiva (fundamental para personas con alergias alimentarias) y aunque afortunadamente la mayoría de nosotros no requerimos unos niveles de limpieza tan exhaustivos (quiero creer), hoy me apetece compartirlo por si entre vosotros hay personas que lo requieran. La web de dónde lo saqué es de una familia que se pasó al crudiveganismo por pura necesidad.

La experiencia de tener una hija con múltiples alergias alimentarias llevó a Alejandra Hernando y a su familia a descubrir el maravilloso mundo de la comida cruda o comida con vida. Ya no sólo es una dieta para ella, sino todo un estilo de vida diferente. Ha tomado cursos en línea y ha estado trabajando en el movimiento crudivegano por más de 3 años y 1 año a través de la página web dónde miles de personas leen sus artículos cada semana. Su web: www.comefrutasyverduras.com.mx. Os pego a continuación el artículo que podéis leer completo en su página:

Lo bueno es que los ingredientes de la Sal Epsom (magnesio y sulfatos), son fácilmente absorbidos por el organismo de manera externa.

Nosotros hemos utilizado la sal Epsom hidratada (Sulfato de Magnesio) para desinfectar frutas y verduras de la siguiente manera.

1. Se disuelve 1 cucharadita de sal Epsom por cada litro de agua.

2. Se remojan frutas y verduras por 1 hora. Las hojas verdes se dejan por media hora. También las cosas más delicadas como champiñones, zarzamoras, etc. se dejan media hora, pero hay veces que si encuentro champiñones orgánicos y están muy bonitos ni los desinfecto.

3. Después de transcurrido ese tiempo, se enjuagan y se secan o se dejan escurrir. Yo lo que hago es que las dejo escurrir, pero si necesito utilizar algo en el momento, lo enjuago con agua limpia o purificada.

Los alimentos desinfectados de esta manera se conservan por más tiempo, siempre y cuando la fruta y verdura sea de buena calidad. Si los alimentos no son frescos o de buena calidad, lo que sucederá es que la sal quemará las verduras y comenzará el proceso de descomposición.

Esto es algo bueno o positivo, ya que las sales nos ayudan a darle a nuestro cuerpo alimentos más frescos y en buen estado.

Cuando yo era más pequeña, en la casa se desinfectaba toda la fruta y verdura con estas sales, por lo que llevo desinfectando mis frutas y verduras con sulfato de magnesio desde hace ya 18 años. Nunca he tenido necesidad de desparasitarme ni he tenido problemas gastrointestinales. Mi esposo lleva 7 años comiendo lo que yo le preparo, y tampoco se enferma del estómago. Llevamos 1 año 8 meses comiendo 95% crudo y tampoco nos hemos enfermado.

Encontré en Internet algunas de las características de la sal Epsom para que vean que no es casualidad el porqué lo utilizamos como desinfectante.

Propiedades de la Sal Epsom:

El magnesio proporciona:

         Mejor funcionamiento del corazón y la circulación sanguínea

 Ayuda a eliminar las toxinas y metales pesados y por tanto facilita los procesos de desintoxicación y depuración.

         Mejora la función nerviosa

         Mejora la capacidad del cuerpo para usar la insulina

         Aumenta los niveles de serotonina en el cuerpo

         Reduce el estrés y eleva el estado de ánimo

         Mejora el sueño y la concentración

         Disminuye la presión arterial

         Reduce los dolores musculares y la inflamación

Los sulfatos proporcionan:

         Eliminan toxinas

         Mejoran la absorción de nutrientes

         Ayuda a prevenir migrañas

El magnesio y los sulfatos son fácilmente absorbidos por el organismo en forma externa. Por lo que un baño relajante con Sal Epsom no solo será agradable si no que también saludable.

La Sal Epsom tambien tiene propiedades cosmeticas:

         Retira toxinas del cuerpo

Suaviza la pielSALES DE EPSON BAÑO

         Alivia dolores

Reduce la hinchazón y la inflamación

         Exfolia la piel

         Es un emoliente natural

La Sal Epsom, a diferencia de otras sales, no deja la sensación de piel seca, por el contrario, deja la piel suave y sedosa.

La sal Epsom también es utilizada para:

1. Baño de pies: para relajar

2. Cataplasmas en torceduras y esquinces

3. Para quitar astillas: remojar en agua con sal epsom y está ayudará a sacar la astilla

4. Limpiador facial: en la noche, mezclar ½ cucharadita de sal epsom con la crema limpiadora, dar un ligero masaje y enjuagar con agua fría.

5. Como exfoliador corporal: dar masaje en el cuerpo comenzando por los pies hacia la cabeza con puños de sal sobre el cuerpo húmedo. Terminar con un regaderazo.

Yo no sabía de todas las cosas que uno podía hacer con el sulfato de magnesio, pero ahora le doy gracias al universo por darme una razón más para utilizar los recursos que la madre naturaleza tiene para nosotros.

Moira (mi hija) se da cuenta perfectamente cuando algo no está desinfectado con el sulfato de magnesio y no es orgánico. Simplemente no se lo come. Me dice que sabe mal y no se lo come. Ella es la que me dice cuando algo está etiquetado como orgánico y realmente no lo es. Ella le da una probada y me dice que no está bueno. Por esta razón es que uno debe de conocer de donde provienen los alimentos que consumimos. Nuestro cuerpo es la herramienta que tenemos, la máquina para hacer lo que tenemos que hacer, para hacer lo que venimos  a hacer,  por lo que se merece el mejor combustible posible: la mejor fruta y verdura orgánica que podamos encontrar.

Fuente: http://www.perunaturalproducts.com y  http://www.care2.com/greenliving

This entry was posted in Alimentos medicina, Lista de la compra. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *